martes, 25 de noviembre de 2014

PROMOCION 1994

No me apetecía mucho acudir, no me apetecía nada. Pero bueno, una amiga me lo pidió y allí nos fuimos. Promoción de Enfermería 1994, cena del reencuentro. De camino hablabamos de los compañeros, como estaría este, aquella, aquel...Me acordaba de rostros, de los sitios que ocupaban en clase, de sus caras de hace 20 años. ¿Como estarían, donde trabajan, que habrá sido de todos ellos?. Mientras me vestía hablaba con mi amiga haciendo bromas sobre lo que habríamos cambiado en estos años. Te acuerdas cuando..., te acuerdas de aquella... vendrá a la cena...., todo eran dudas. Llegamos a la cafetería, no había nadie, pero las dos necestabamos ese vino que haría que nuestros ojos retrocedieran en el tiempo. Pronto empezó a llegar gente, caras que nos sonaban pero sin nombres. Holaaaa, sois de la cena, verdad?. Claro que eran, somos,estaban...Besos en caras sin nombre, párpados ojerosos y bolsas desconocidas, cuerpos cambiados por los años, voces reconocibles en rostros anónimos. Allí estabamos veinte años después cincuenta compañeros desconocidos. Todo muy frío, un poco distante, de compromiso...hasta que entró el delegado de clase. Se me alegró la cara, lo reconocia, más canoso, más años, pero era el. Se rió cuando me vió y me acerqué a el para abrazarlo y vaya si lo abracé, y vaya si me emocioné, seguía siendo auténtico. Nos tomamos un vino, hablamos de que, cuando, donde, como... Seguía entrando gente por aquella puerta del pasado, continuaba la pasarela de rostros desconocidos. Alguien se acercó y me dijo: a que no me reconoces?. Pues no, le contesté mirándolo como si quisiera verle la cara por debajo de una careta. Le hacía gracia, a mi ninguna. Un sorbo al vino para ver si me inspiraba. Nada, ni idea.Como iba a darme cuenta si casi no iba a clase, y cuando iba se sentaba en primera fila?. Yo era de medio campo para evitar estar en primera fila cuando me daba el sueño. Toda la noche pegando saltitos delante mia para que adivinara quien era, hasta que me cansé y le dije: Ayyyyyy, siiii, ya me acuerdoooo.... hala, a intrigar a otra...
Pregunté por un compañero al que me apetecía ver, y vi como la cara del delegado cambió a triste. Ya no está Julia, se ha muerto hace seis meses, un infarto, fumaba mucho... Durante toda la noche vi su cara, sus gafas de pasta negra, su sonrisa... pero ya no estaba, perra vida. Y ya de paso, te acuerdas de ...., aquella chica que se sentaba delante, delgadita y rubia?. Se suicidó al poco tiempo de fallecer su hijo en un accidente de tráfico. Joder, no me acuerdo, no recuerdo su cara.... Y aquella chica de la mesa de enfrente, la ves?. Tuvo un accidente de coche con su padre, él falleció, ella estuvo meses en la UCI totalmente rota...
Entonces es cuando piensas realmente que si han pasado 20 años, que ha pasado un cuarto de vida, que nada tenemos que ver con el año 94, que todos los que estabamos allí no guardábamos nada más que nuestro título en común, que allí habia vidas desconocidas por todos y otras que no habían llegado ni a esa cena. Me preguntaron por ella. Solo le dije, tampoco está, también fué un accidente. Podía haber seguido hablando de ella, pero no quería, ella también falta allí, también me faltaba.
Con tres copas juramos volver a reunirnos en 10 años, no perder el contacto. Edad dificil para hacer esas promesas, quien sabe, quizás... ojalá. Buena noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada