martes, 18 de agosto de 2015

DELICADEZA

De madrugada, mi música, mis palabras, mis pensamientos. Alguien revolvió mis recuerdos, un asombro, una foto de hace mucho, mucho tiempo y una persona más que querida, amada. Jamás la había visto, ni si quiera imaginado su existencia, creí ser poseedora de todos sus recuerdos, de cada uno de los trozos de su vida..., valiente ingenua.Alguien guardaba en su casa también momentos de su vida. Alguien se acordaba de él. Yo cada risa, cada movimiento de sus manos, cada vez que nos tumbabamos en el suelo mirando el techo como si aquello fuera nuestro cielo, nuestros abrazos, su olor, nuestra compañía... Era mi hermano, mi sombra, mi vida.
Y la necesidad de volver al pasado me hizo buscar ansiosa aquel perfume, el que me recordaba a ella. Ella y él, en un mismo día, los dos, sin más motivos.
Suena "seda y hierro", cállate y escucha, quizás seas capaz de distinguirte entre tanta dulzura. Escucha, lo ves, habla de aquella historia casi imaginaria, un poco cierta y casi mágica.
"Ves,no he pasado en toda la tarde por aquí, no he tenido que pincharte de nuevo, que suerte has tenido. Me dijo:Tu crees?. Y quién te ha dicho que no me hubiese gustado verte otra vez?". Palabras que te dejan al descubierto. Un gracias y una sonrisa. Me gusta mi trabajo, estoy segura de ello.
Día lleno de sensaciones, largo o corto, en el que se cierran los puños sin intención de golpear, solo para intentar calmar lo tan conocido, ya pasará,seguro. Ahora vámonos, tengo que incrustarme allí donde necesito estar, el lugar donde soy dueña de mis sueños... Buena noche.


No hay comentarios:

Publicar un comentario