viernes, 13 de noviembre de 2015

NOCHE DE TERROR

No salgo de mi asombro por lo cruel, irracional, bestial, indecente y criminal de la acción del islamismo radical hacia el pueblo francés de esta noche. Oigo como los noticieros incrementan las cifras de VICTIMAS, de unas personas que acabaron su semana laboral, que seguramente decidieron salir a tomarse un vino y charlar un rato con su amigo, su novia, su hermano y que se cruzaron con unos descerebrados malnacidos que defienden una religión a base de bombas y sangre. Esa misma religión llevada al extremo en la que las mujeres no tienen rostro, la idea se defiende con fusiles de asalto, la paz se basan en la guerra, sus crecrencias y sus normas las envuelven en sangre de inocentes que nada tienen que ver con SU religión. Y por supuesto que me refiero al islamismo radical, al islamismo terrorista, la religión del miedo y del terror. Nada que ver con el islamismo como religión, a la que se refiere el Corán, la que habla de profetas, de ayuda, la monoteista sana, el islamismo de convivencia y racionalidad.
No entiendo que puede llevar a alguien a ejecutar a seres humanos, a iguales, a personas como sus padres, sus hijos, sus hermanos, que tipo de cobardía lleva a provocar una masacre en una discoteca, que veneno puede circular por las venas de una persona que agarra un arma y degüella a más de cien inocentes cuya única culpa ha sido salir de sus casas. Estoy horrorizada por lo que está viviendo París esta noche, no entiendo este tipo de vida, no quiero saber de religiones, ni de ideales, ni de creencias, ni de dioses. Nada justifica esta barbarie, reniego de este tipo de "inhumanos", me niego a vivir en un mundo de miedo, no llevaré sobre mi cabeza la espada de Damocles del islamismo radical ni de ninguna otra religión que anteponga el terror a las ideas sanas, condenaré todo atentado contra la humanidad que se base en ideales enfermizos de carácter religioso y reniego de este tipo de bárbaros y degenerados terroristas.
Hoy ha sido Francia, ayer Madrid, mañana ...
No puedo desearos buena noche. Hoy solo os pido que esta noche vuestros pensamientos no sean de odio, sólo de recuerdo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario